lunes, 1 de octubre de 2007

Chicas malas

Me ha vuelto a pasar. Teniendo que elegir uno entre los cienes de cedeses que no he escuchado en lustros, ha caído en mis manos el trabajo de una de las chicas malas que se coló en vida hará unos diez, once, o incluso doce años.


Y me ha dado motivo para recordar a mis chicas malas. Por aquel entonces Alanis Morissette, Meredith Brooks, Lisa Loeb, Natalie Imbruglia o Anouk, entraban en mi vida, a la vez que otras chicas. Estas, quizá no tan malas, y con nombres bastante más vulgares.


Durante estos años, a mis chicas malas les ha pasado de todo. Las hay que han desaparecido sin dejar rastro, las que todavía suenan de vez en cuando en esta o aquella emisora, o las que sólo aparecen en recopilatorios de éxitos del pasado. Las que recupero de vez en cuando, con el mismo placer que siempre. Y también las que he dejado de escuchar por aburrimiento, dejadez, o no encontrar el momento adecuado o las ganas para rescatarlas de la pila de discos.


Afortunadamente, no todo son bajas, abandonos y descartes. De vez en cuando, cambiando de emisora, a veces sólo "por probar", se descubre a otra chica mala, totalmente desconocida, pero con cualidades suficientes como para colocarse en lo más alto de la lista de éxitos, sin que parezca que vaya a abandonar el puesto en mucho tiempo. Una de esas que no tarda en instalarse en tu iPod, e invade tu coche con su música y tu cabeza con sus letras. Una de esas que pueden estar sonando toda una tarde, o un finde, o... y nunca aburren. De las que sonaría a todas horas en tu casa, y formaría parte del equipaje sonoro en un viaje.


A todas ellas, mis chicas malas, un beso.






Uno de los mejores himnos a la chica mala,
por uno de los mejores grupos de chicos malos.

1 comentario:

masha dijo...

Eeeehhhhhhh!!! No vale!!!

Éste es MI himno de chica mala!!



Beso!